info@evangelizadores.org
+52 55 5294 9464

Decenas de familias unidas en oración en la pandemia

Evangelizadores > Noticias > Noticias > Decenas de familias unidas en oración en la pandemia
  • Gilberto Villareal
  • No hay comentarios

Mauricio Dávila, evangelizador de tiempo completo de la parroquia Inmacuada Concepción del municipio de Palencia en la ciudad de Guatemala junto a otros miembros del consejo parroquial, al verse sorprendidos por la inesperada contingencia y que ya no podrían continuar impartiendo formación a las personas de la parroquia, idearon como medida de emergencia un plan para que las familias unidas en oración no se sintieran desoladas por la falta de acompañamiento de la Iglesia en la pandemia.

El 17 de mayo, con autorización de su párroco, comenzaron un triduo de oración familiar, sólo serían tres días para que las familias no perdieran el sentido de pertenencia a una institución sólida como es su Iglesia católica.

Anunciaron esta inicativa por WhatsApp a un grupo de miembros de la parroquia, para que los que quisieran se anotaran y así harían una programación. Estában hablando de las veinticuatro horas de esos tres días.

Rápidamente los espacios se llenaron, cada familia haría una hora de oración y elaboraría un altar en su casa para tener un lugar especial para ello. Además enviaría una foto para comprobar que sí habían cumplido su ofrecimiento.

Pasaron los tres días y las familias que no participaron fueron tantas que pidieron que la actividad se prologara un poco más. Mauricio se encargaría de la programación de las nuevas familias y así podrían continuar por más tiempo.

El Espiritu Santo es el Dios de las sorpresas y esta no ha sido la excepeción. Esta práctica de la oración en familia se ha extendido por todas las comunidades de esta población. Se reúnen en familia a pedir por  el fin de esta emegencia y las intenciones de la parroquia.

A la fecha van 150 días de rezar en familia ininterrumpidamente. Lo que comenzó con tres días de oración, es posible que se convierta en una hermosa tradición de fervor y unidad familiar. No es de extrañar que con el paso del tiempo de sus frutos, especialmente en los niños y jóvenes que participan en ella.

Esta inicativa ha traspasado los límites de la parroquia, de la ciudad y del país, porque hay familias en otros Departamentos y estados de Guatemala uniéndose a esta práctica, también ya lo están haciendo en Estados unidos y Cuba. La parroquia tiene un aproximado de dos mil familias.

 

 

 

Autor: Gilberto Villareal

Deja una respuesta